Category Archive Documentos

“Encontramos instituciones educativas mejor gestionadas, con procesos más estables”

En la búsqueda del mejoramiento de la calidad de la educación, el Programa Rectores Líderes Transformadores tiene como objetivo desarrollar y fortalecer las competencias de los directivos para el mejoramiento de su gestión.

Con el fin de que los directivos ejerzan un liderazgo transformador que impacte positivamente las prácticas institucionales y el contexto, la iniciativa incorpora el crecimiento personal en el ser y en el hacer, y el fortalecimiento de competencias como líder pedagógico, administrativo y comunitario.

En el siguiente video, Guillermo León Restrepo Ochoa, Secretario de Educación de Itagüí nos cuenta lo que ha implicado para el municipio la formación de la totalidad de rectores y mayoría de coordinadores en los programas Rectores Líderes Transformadores y Coordinadores Líderes; y cómo ésta ha sido punto de partida para lograr transformaciones en las escuelas.

¿Cómo educar en el posconflicto?

El reto de construir la paz es tarea de todos. En este proceso la educación cumple un rol fundamental, ya que es una herramienta indispensable para la transformación cultural y social que el país requiere.

A continuación compartimos los testimonios de 15 expertos del sector educativo quienes reflexionan en torno a la educación que se requiere impartir para consolidad la paz.

Andrea Parra, Gerente OLA Escolar en -FEXE-

Prioridad: Abrir las puertas de la escuela y dialogar con el contexto.

La educación es una experiencia que no termina ni se limita al aula de clase.

María Figueroa, Decana de la Uni. Externado

Prioridad: Trabajar en el manejo de las emociones y educarnos e informarnos sobre el acuerdo de paz.

Por medio de la educación es posible llegar a muchas personas de diversas maneras.

Carolina Meza, Directora de -FEXE-

Prioridad: Educar para la reconciliación y la convivencia.

La educación es el camino para asegurar un mejor futuro.

Claudia Aparicio, Directora de Dividendo por Colombia

Prioridad: Reflexionar sobre qué significa construir una cultura de paz y cómo generar entornos que aporten a que los estudiantes se conviertan en buenos ciudadanos.

Es necesario que por medio de la educación se genere un cambio cultural y que las nuevas generaciones tengan la capacidad de resolver los conflictos de manera pacífica.

Daniel Leguizamón, docente

Prioridad: Posibilitar que los estudiantes sean conscientes de sí mismos y de sus actos.

Darío Maldonado, docente de la Universidad de los Andes

Prioridad: Generar opciones educativas para los reinsertados y potenciar una cultura de reconciliación.

Hay que construir camino para que todo el país cuente con una educación de calidad.

Gabriel Muyuy, líder indígena

Prioridad: Realizar pedagogía en torno a los acuerdos de paz.

Un pueblo educado aporta al desarrollo del país.

Jesús Mejía, consultor de -FEXE-

Prioridad: Generar escenarios de respeto, solidaridad y compresión donde los estudiantes puedan interactuar y construir conocimiento.

La educación es una herramienta clave para la transformación que el país requiere.

José Herrera, docente de La Uni. de los Andes

Prioridad: Educar para que las nuevas generaciones se vinculen al nuevo proyecto de sociedad que surge en el momento coyuntural del posconflicto.

Juan Cubillos, docente del Colegio Los Pinos

Prioridad: Transformar el pensamiento y la cultura.

Uno de los grandes pilares para el desarrollo de una nación es la educación, así que hay que continuar trabajando por su mejoramiento.

Lina Saldarriaga, Directora de contenidos de Red PaPaz

Prioridad: El desarrollo socioemocional de los estudiantes y su formación para la vida.

Los entornos educativos de sana convivencia, apoyo y respeto posibilitan que los niños y jóvenes se desarrollen de manera íntegra.

María Caicedo, Gerente de proyectos de la Uni. de los Andes

Prioridad: Ofertar ambientes de sana convivencia en donde se valore al otro y formar a los estudiantes en pensamiento crítico.

Es necesario apostarle a los cambios y a la construcción de una nueva cultura.

Natalia Linares, -FEXE-

Prioridad: Educar para que se valore la dignidad y para comprender la diversidad.

Es tarea de la escuela contribuir a formar los ciudadanos que el país necesita.

Vicky Colbert, Directora de Escuela Nueva

Prioridad: Promover prácticas pedagógicas que incentiven el trabajo en equipo, el diálogo, la interacción y la toma de decisiones.

La educación promueve actitudes, comportamientos y habilidades que serán la base para una sociedad en paz.

Pablo Jaramillo, Director Enseña por Colombia

Prioridad:Devolverle a los niños y jóvenes la capacidad de creer en sí mismos.

La educación es una puerta de oportunidad para construir una ciudadanía renovada.

¿Qué implica el respeto a la dignidad humana?

En la escuela que se fomenta la dignidad, y se valora la diversidad y la diferencia; se ejercen, reconocen y promueven los derechos humanos.

Toda persona tiene el derecho a ser apreciada como ser individual y social, con sus características y condiciones particulares. Como seres dignos somos merecedores del derecho a la vida, a la libertad, a la cultura y a la educación; y debemos poder elegir nuestra identidad y vocación.

Respetar la dignidad implica aceptar y reconocer la autonomía del otro en su manera de actuar y pensar, no atentar contra su integridad física o mental, y brindarle siempre un trato digno, libre de humillaciones.

El entorno institucional y las relaciones que se dan en éste requieren estar alineados con lo anterior. Una cultura de tolerancia, buen trato y reconocimiento mutuo, es condición primordial para que los alumnos desarrollen sus potencialidades de forma íntegra; ya que favorece la motivación, actitud, disposición y rendimiento frente al conocimiento y los procesos educativos.

Para construir ambientes de sana convivencia en donde se valore y respete la diversidad y la dignidad humana, es importante que: 

  • Los alumnos tengan la posibilidad del desarrollo libre de la personalidad y de una autonomía de decisión y pensamiento.
  • El entorno escolar sea seguro, cómodo, y provea la satisfacción de las necesidades vitales de los estudiantes y su bienestar.
  • Se fomente e inculque el valor de la diferencia: que el actuar y pensar de diversa manera sea un elemento que una y complemente, más no algo que genere conflicto o discriminación.
  • Las prácticas pedagógicas suplan las necesidades y deseos educativos de los estudiantes, generen altas expectativas y curiosidad frente al saber, e incentiven el pensamiento crítico y al desarrollo de competencias ciudadanas.
  • La escuela cuente con educandos que lean el contexto, valoren y aprovechen la diversidad para construir experiencias de formación significativas; más no unas en las que se impartan contenidos sujetos a creencias personales, y donde el aprendizaje vaya ligado al respeto por una autoridad incuestionable.

dignidad-humana

“Suplantar los derechos humanos por creencias personales pone en riesgo de discriminación y exclusión a los estudiantes”

Los ambientes escolares en donde se valora la diversidad y la diferencia, y se fomenta la sana convivencia y el respeto por los derechos humanos posibilitan el desarrollo íntegro de los estudiantes.

“Educar para aprender a vivir juntos” es un artículo escrito por Diego Arbeláez Muñoz, Asesor Pedagógico de la Fundación Empresarios por la Educación, sobre la importancia de generar experiencias educativas que beneficien los procesos de aprendizaje de los alumnos y aporten a la construcción de una educación de calidad.

Una institución inclusiva es aquella que acoge a todos los alumnos y no discrimina, respeta la dignidad, valora la diversidad y promueve los derechos humanos. El autor define la educación para la convivencia como un acto político, ético y estético. Político porque demanda la participación de todos para la sostenibilidad del bien común, ético porque implica garantizar el aprendizaje colectivo y no de unos pocos, y estético porque significa ver la grandeza de cada ser humano en la dimensión de su dignidad.

Puntos principales

  • La diversidad es inherente al ser humano, por lo tanto es una realidad social latente que concierne a la escuela. Garantizar el derecho a una educación de calidad, que posibilite el desarrollo de la libre personalidad y garantice la integridad física, mental y emocional de los estudiantes no es optativo, es un mandato respaldado por la Constitución.
  • Es imprescindible que las instituciones educativas fomenten una cultura de no discriminación y de respeto por los derechos sexuales y reproductivos de todos los alumnos. Movilizar a la sociedad en favor de una postura política y religiosa, y no remitirse a los avances científicos y académicos referentes a la sexualidad, va en contra de este derecho fundamental y universal.
  • La discriminación tiene múltiples escenarios y se promueve en muchas ocasiones por medio de la disciplina y la implementación de normas como referentes para el buen vivir y el buen hacer. En muchas escuelas la obediencia y la sumisión se exponen como virtudes, así que es clara la necesidad de promover políticas de justicia y equidad de género, ya que las imposiciones terminan moldeando las acciones de los estudiantes tanto dentro, como fuera de la escuela y a largo plazo.
  • Entornos educativos que fomenten el respeto a una autoridad incuestionable, connotado en el miedo y la culpa pueden vulnerar los derechos sexuales y reproductivos de los alumnos. Escenarios con dichas características generan ambientes propensos para el abuso, la intimidación y el no cuidado del bien común.
  • La institución de calidad que vela por la integridad física y emocional de sus estudiantes forma en pensamiento crítico, es participativa y democrática; propicia espacios de reflexión y revisión de los sistemas de creencias, valores e imaginarios; y cuenta con docentes que leen el contexto, valoran y aprovechan la diversidad para construir experiencias de aprendizaje significativas.
  • Los contenidos son medios y no fines. El saber se construye y éste va más allá de la memorización de información, por lo tanto, las prácticas educativas requieren estar centradas en el desarrollo de competencias para la vida, que involucren no solo el intelecto sino también el cuerpo y los sentimientos y que generen nuevas miradas, vivencias autónomas y actos de responsabilidad con sentido, derivados del cuidado de sí mismos.

Descargar el documento

Evaluación de aprendizajes

La evaluación formativa da cuenta de los aprendizajes de los estudiantes, entendidos como el desarrollo de competencias y no la memorización de contenidos.

El siguiente conversatorio realizado en el laboratorio para la innovación y el aprendizaje de la Universidad EAFIT -Proyecto 50-, la docente Helen Mitchell reflexiona sobre el papel de la evaluación formativa y su incidencia en los procesos de aprendizaje.

Adicionalmente, Mitchel, de la UEL (University East London), profundiza en torno a las estrategias de retroalimentación y sus implicaciones en la función docente.

“Evaluar no lleva implícito mejorar si no se aprovechan los resultados”

A través de la evaluación se dispone de datos e información significativa para analizar, planear, orientar y gestionar procesos de transformación institucional.

Carmenza-SanchezEn el siguiente audio, Carmenza Sánchez Rodríguez, docente del postgrado en Educación de la Universidad Santo Tomás y de la Universidad pedagógica Nacional de Bogotá, reflexiona en torno sentido al pedagógico de la evaluación.

La docente conversa sobre cómo fortalecer los procesos de mejora en las instituciones a partir de los resultados de la evaluación, el papel que tienen sus diversos tipos, cómo se relacionan, y qué uso tiene la información que proveen.

Desde su conocimiento y experiencia en el tema, afirma que la evaluación es un pretexto para pensar la escuela, sus propuestas formativas, y la pertinencia de los currículos y las didácticas académicas; y que dicho procedimiento no lleva necesariamente al mejoramiento si no se utilizan los resultados.

 

La escuela incluyente, una visión para que todos aprendan más y mejor

Una institución inclusiva es aquella que acoge a todos los alumnos y no discrimina, respeta la dignidad, valora la diversidad y promueve los derechos humanos.

Que los estudiantes se beneficien de una enseñanza adaptada a sus necesidades independiente de su origen, condiciones personales, sociales o culturales; y sean reconocidos y valorados, es fundamental para que desarrollen sus potencialidades y se generen aprendizajes con sentido.

En 2006 la UNESCO avaló la importancia de que la escuela considere la diversidad y se centre en los procesos educativos, pero la tendencia ha sido a enfocarse en la integración de alumnos con discapacidades, dejando a un lado otros grupos.

En este artículo, Laura Ramírez, Coordinadora Temática de REDUCA señala algunas de las condiciones presentes en Latinoamérica que no favorecen la inclusión, y menciona algunos aspectos fundamentales para transformar las prácticas escolares y centrarlas en el respeto.

Descargar el documento

La escuela, el mejor espacio para aprender a vivir

La escuela es el ámbito donde las personas se desarrollan social y cognitivamente; y se forman en diferentes áreas del conocimiento y del saber humano.

Una educación de calidad es una herramienta fundamental para la transformación social. Las instituciones son un espacio para aprender, crear y vivir. Por consiguiente, escuelas que cuenten con infraestructuras físicas adecuadas, promuevan ambientes inclusivos y de sana convivencia; e implementen y empleen prácticas, contenidos y materiales novedosos que motiven al aprendizaje, posibilitarán una formación con sentido que aporte a construir un país más justo y en paz.

El video: espacios para aprender, producto audiovisual realizado por la Fundación Empresarios por la Educación (FEXE) en el que niños y jóvenes describen el lugar ideal, de sus sueños, para un aprendizaje de calidad.

Excelencia: Nuestra identidad

Los ambientes institucionales idóneos para el aprendizaje y la convivencia posibilitan que los estudiantes se desarrollen plenamente como individuos. Un clima favorable facilita las prácticas educativas y los procesos de aprendizaje.

Liliana Martes Camargo, líder de la Institución Educativa San Nicolás de Tolentino, del Atlántico; refiere en el siguiente escrito a la estrategia institucional que ha implementado su escuela para el desarrollo de un proyecto de excelencia académica.

Con base en el lema “Excelencia: Nuestra identidad”, el centro formativo se he enfocado en potenciar cuatro premisas:

  • La identidad y el sentido de pertenencia.
  • Un aprendizaje de calidad.
  • La mejora del ambiente escolar.
  • El romper muros.

Gracias a ello, hoy en día forman ciudadanos y son una entidad que está en constante aprendizaje y tiene la excelencia como meta e identidad.

Descargar el documento

5 consejos para activar el aula de clase

El espacio en donde se educa es un elemento fundamental para el logro efectivo de las intenciones formativas. Una infraestructura física adecuada y una buena organización y distribución del entorno asegura un ambiente propicio para el aprendizaje.

Cuando los estudiantes habitan la escuela se relacionan con el medio y con los objetos. Estos elementos generan estímulos e inciden sobre sus comportamientos, por lo tanto, deben ser motivantes, inspiradores y gratificantes y estar en buenas condiciones.

El aula de clase es un espacio en el que se debe hacer foco. Ésta es una zona para pensarla y construirla en conjunto según las necesidades de los alumnos, y en pro de que ellos puedan desarrollar todas sus capacidades; así que es importante motivar y acompañar a los docentes en el planteamiento y desarrollo de estrategias y metodologías que la dinamicen.

A continuación compartimos 5 consejos para activar este entorno educativo.

  • Analizar, cuestionarse y realizar un diagnóstico del entorno del aula: Pensar con qué elementos se cuenta y cuál es su utilidad, y en cómo están distribuidos y por qué.
  • Identificar necesidades y expectativas y solicitar retroalimentación de los alumnos respecto al espacio: Cada grupo de estudiantes es diferente, así que es indispensable conocerlos y que se conozcan, e indagar acerca de sus perspectivas y deseos para que sea posible planificar una dinámica de clase conveniente.
  • Renovar y transformar con frecuencia los medios e instrumentos con los que se dicta clase: No se deben emplear siempre las mismas herramientas o materiales, pues lo recurrente con el tiempo deja de ser relevante; lo nuevo causa impacto y sobresale.
  • Transmitir conocimiento a través de metodologías que pongan en juego los sentidos: Estimular su uso y posibilitar que los alumnos conciban y se relacionen con los contenidos de diversas maneras, potencia los aprendizajes.
  • Diseñar y rediseñar el aula entre todos, cada vez que sea necesario: El salón debe atender siempre a las necesidades y deseos expresados por los estudiantes, ya que es primordial que el espacio se piense, sienta y construya en conjunto.