Category Archive Voces para el liderazgo

Voces para el liderazgo – Ana Ramona Domeniconi

 

 

En esta nueva entrega de Voces para el liderazgo, escuchamos a Ana Ramona Domeniconi, profesora titular exclusiva de la Universidad Nacional de San Luis en Argentina, quien habla desde su experiencia en la formación de directivos educativos desde una institución universitaria.

El programa de formación y acompañamiento, Dialogar para transformar, se basa en  una modalidad de trabajo que parte de las problemáticas que van emergiendo en cada una de las instituciones; se basa en un principio: la necesidad de elaborar proyectos colaborativos entre universidad y comunidad escolar a partir de la construcción colectiva de saberes.

Las claves del apoyo desde la Universidad a los líderes educativos, en el trabajo de la profesora Domeniconi, se centran en tres núclueos principales:

  • Las problemáticas socioeconómicas de las comunidades educativas.
  • La definición clara de quién es el sujeto de la educación.
  • Procesos de comprensión: hacer propias las porciones de la propia realidad para poder intervenir y transformar.

Desde esta perspectiva, invitamos a los usuarios de esta red a escuchar este audio y utilizarlo para debatir con miembros de sus equipos de trabajo.

  1. Después de escuchar esta experiencia, comente con el equipo: ¿qué efectos tiene este relato en nosotros? ¿Qué podríamos aplicar en la experiencia local? ¿Qué aprendizajes genera?
  2. ¿Es posible tejer puentes entre las instituciones de educación superior de la región y las escuelas? ¿De qué manera comenzarían a construir estos lazos?

Les invitamos a enviar sus observaciones y preguntas a la Red de Liderazgo Educativo a través de la ventana de comentarios que está más abajo.

Clara Amador

 

En los meses de febrero y marzo, la línea de liderazgo educativo de FExE realizó una serie de actividades con el propósito de avanzar en la construcción del concepto de liderazgo educativo. Una de las invitadas a estas jornadas fue  Clara Amador-Lankster, quien dejó valiosos aportes para pensar el liderazgo educativo, sus prácticas, atributos y desafíos.

Lea el artículo, escuche el audio, vea el video y participe.

 El país cuenta actualmente con cerca de 18.000 mil directivos docentes. Cotidianamente se enfrentan a la toma de decisiones de cara a garantizar la autonomía de la escuela y la calidad de los aprendizajes que allí se dan. Tal desafío requiere del rescate y fortalecimiento de sus capacidades de liderazgo.

Uno de los pensadores destacados en los estudios sobre el liderazgo, Kenneth Leithwood, señaló a principios de la década del 2000, que cuando un liderazgo reconoce y promueve que maestros, maestras, estudiantes y familias (funcionarios públicos, gerentes, consultores, maestros universitarios, entre otros) se empoderen frente a la toma de decisiones y actúen en favor de ellas, los resultados positivos de la educación, aumentan en razón de un 27%.

En los últimos años hemos asistido a una “explosión” de estudios sobre el liderazgo, que responde, sobre todo, a la convicción consensuada sobre los impactos que tiene un buen liderazgo para el desempeño exitoso de una organización social, económica o, como es nuestro caso, educativa.  La concepción del liderazgo y, puntualmente el liderazgo educativo está atravesado por procesos sociales, económicos, políticos y culturales que determinan su identidad y le dan un carácter histórico en tanto se transforma.  Se trata de una cultura que involucra el compromiso y la implicación de todos los miembros de la comunidad escolar en la marcha, el funcionamiento y la gestión de la escuela.

Este planteamiento supone una profunda redefinición del papel del directivo docente quien, en lugar de ser un mero gestor burocrático, pasa a ser agente de cambio que aprovecha las competencias de los miembros de la comunidad educativa en torno a una misión común. Este ejercicio de dirección como liderazgo se ve como una práctica distribuida, más democrática, “dispersada” en el conjunto de la organización, en lugar de ser algo exclusivo de los líderes formales.

En este contexto y en un panorama no ideal sino posible es viable considerar un conjunto de prácticas que, aunadas, potencian la efectividad del liderazgo distribuido:

  • Lograr consensos sobre la visión, los objetivos y las expectativas de la escuela; esos consensos inspiran e llevan a actuar de manera articulada y participativa en el presente y con miras a un futuro (categoría 1: Mostrar direcciones de futuro);
  • Establecer un vínculo entre las capacidades y necesidades de formación y crecimiento personal (no solo académico sino emocional también) de cada uno de los miembros del cuerpo docente y administrativo y los intereses colectivos (categoría 2: Desarrollar personas).
  • Disponer condiciones que permitan que el dinamismo propio de una organización como la Escuela, se dé con miras a favorecer condiciones para el trabajo colaborativo y la participación de los actores que conforman el entorno (familias, organizaciones comunitarias, entidades del Estado y empresas privadas) en proyectos que benefician el bien común. En este ámbito resultan oportunas las acciones que se adelanten en pos de alianzas estratégicas y sinergias que promuevan la corresponsabilidad (categoría 3: rediseñar la organización).
  • Proteger -en medio de las múltiples responsabilidades que implica la vida escolar diaria- los tiempos, condiciones y espacios para que la actividad pedagógica ocurra en condiciones óptimas; así como estimular una cultura de la evaluación que haga parte del trabajo cotidiano y sea usada para encaminar el proceso de enseñanza – aprendizaje y la oportuna toma de decisiones para el mejoramiento.

Un café con Fernando Lozano

La implementación del modelo de triadas, en el que los estudiantes se reúnen en grupos para socializar alrededor de temas específicos y con la orientación del docente, hacen de la clase un espacio de retroalimentación constante en el que ellos son los protagonistas.

En el siguiente audio del café temático, conversamos con Fernando Lozano en torno a las prácticas pedagógicas innovadoras en la escuela, sobre cuál es el papel del líder en el Instituto Técnico Agropecuario y cómo lo puede aprovechar para emprender procesos que incluyan a los estudiantes como los actores principales de su integridad académica.

Con el fin de recopilar información importante que se haya evidenciado en las clase con los estudiantes y de recapitular sobre las prácticas educativas y pedagógicas que implementan los docentes en sus aulas, el rector lidera con ellos el modelo de triada, que cada dos o tres meses les permite reevaluar el desempeño de su innovación metodológica.

Un café con César Ocoró

Ejercer un liderazgo transformador, expresa César, le ha permitido incidir en el empoderamiento de los demás, posibilitar el alineamiento y fortalecer las dinámicas de trabajo en equipo.

César es Licenciado en Biología y Química en la Universidad Santiago, especialista en Computación para Docencia de la Universidad Antonio Nariño, y estudiante de maestría en Educación en la Universidad Icesi de Cali.

Por 28 años hizo parte del plantel de la Institución Educativa Antonio José Camacho de Cali como docente, coordinador y rector; y desde septiembre del presente año se ha desempeñado como Subsecretario de Desarrollo Pedagógico de su ciudad.

En el siguiente audio del café temático conversa en torno al impacto de Rectores Líderes Transformadores en su vida personal y profesional; y sobre cómo su formación en liderazgo ha influido de manera positiva en su labor y en su desarrollo como individuo.

La participación en el Programa, impulsó el crecimiento personal del líder y potenció competencias pedagógicas, administrativas y comunitarias que han permitido un mejor ejercicio de su profesión.

Un café con Carlos Villamizar

La formación en liderazgo, comenta Carlos, impulsó su crecimiento personal y el fortalecimiento de sus competencias como líder que se debe a su comunidad.

Carlos es licenciado en Matemáticas e Informática Educativa de la Universidad de Pamplona, especialista en Administración de la Informática Educativa, y magíster en Gestión de la Tecnología Educativa de la Universidad de Santander.

Actualmente es rector de la Institución Educativa Nuestra Señora de Belén, escuela que lidera desde 2012. Además, se desempeña como secretario del Colegio de Rectores de Norte de Santander.

En el siguiente audio del café temático conversa en torno al impacto de Rectores Líderes Transformadores en su vida personal y profesional; sobre cómo su formación en liderazgo ha influido de manera positiva en las prácticas y el contexto escolar.

A partir de su participación en el Programa el líder ha centrado su labor en la gestión comunitaria, en específico, en su gestión administrativa, el compromiso que asume para integrar a su comunidad y la capacidad de detectar oportunidades de mejora continua para la institución educativa que lidera.

Un café con Liliana Martes

El programa Rectores Líderes Transformadores, comenta Liliana, transformó la manera en la que asume el liderazgo de su escuela y en cómo distribuye las responsabilidades.

Liliana es licenciada en Psicopedagogía de la Corporación Universitaria de la Costa, especialista en Procesos Pedagógicos y Gerencia de Instituciones Educativas; y magíster en Proyectos de Desarrollo Social de la Universidad del Norte. Ha trabajado en el sector educativo por 23 años y actualmente lidera la Institución Educativa San Nicolás de Tolentino en Atlántico.

En el siguiente audio del café temático conversa en torno al impacto del Programa en su vida personal y profesional, y sobre cómo su formación en liderazgo ha influido de manera positiva en las prácticas y el contexto escolar.

El trabajo realizado a partir de su participación en RLT, comenta, ha generado mayor compromiso y nivel de pertenencia con la institución por parte de su comunidad educativa.

Café temático: Impacto del Programa en voz de los directivos

Rectores Líderes Transformadores tiene como objetivo desarrollar y fortalecer las competencias de los directivos para el mejoramiento de su gestión, con el fin de que ejerzan un liderazgo transformador que impacte positivamente las prácticas institucionales y el contexto.

Este mes se abordará el impacto del programa en la voz de los directivos, buscando que ellos sean los protagonistas y relaten las transformaciones que se han generado en sus instituciones gracias a su formación, y cómo éstas les han permitido obtener mejores resultados en el aprendizaje de los estudiantes y les han posibilitado construir ambientes dignos para el desarrollo de la vida escolar.

 

Un café con Marcela Benítez

La evaluación, señala Marcela, es un referente para la calidad y posibilita revisar los diversos factores que inciden en el aprendizaje de los estudiantes.

Marcela, licenciada en Física de la Universidad Pedagógica Nacional, especialista en Informática Educativa y magíster en Didáctica de las Ciencias de la Universidad Autónoma de Colombia; cuenta con 20 años de experiencia en el sector educativo, de los cuales 14 ha sido directiva. Actualmente lidera el Colegio Fanny Mickey de Bogotá.

En el siguiente audio del café temático RLE, la líder escolar conversa en torno al papel pedagógico de la evaluación en los procesos de aprendizaje, y al aprovechamiento de los resultados para potenciar el desarrollo y la implementación de prácticas transformadoras que garanticen la calidad educativa.

Más allá de un juicio de valor, comenta, la evaluación permite analizar las estrategias de enseñanza e identificar los estilos de aprendizaje, para reorientar las prácticas educativas.

Un café con Jaime Zambrano

El sistema evaluativo, según Jaime, no es el final del proceso pedagógico sino el comienzo y un elemento que es importante implementar de forma continua.

Jaime, licenciado en Educación y especialista en Educación y Tecnología de la Pontificia Universidad Javeriana; ha sido parte del plantel educativo de la Institución Educativa Simón Bolívar de Casanare por 25 años y desde hace 12 años la lidera.

En el siguiente audio del café temático RLE, el líder escolar conversa en torno al papel pedagógico de la evaluación en los procesos de aprendizaje, y al aprovechamiento de los resultados para potenciar el desarrollo y la implementación de prácticas transformadoras que garanticen la calidad educativa.

Los resultados de la evaluación, comenta, son los indicadores de las fortalezas y las debilidades de los procesos. Las primeras se deben resaltar y las segundas requieren ser vistas no como puntos negativos sino como oportunidades de mejora.

Un café con Giovanna Peña

La evaluación, según Giovanna, debe ser el punto de partida para generar procesos de transformación.

Giovanna Peña Millán es licenciada en Primaria y Promoción de la Comunidad; magíster en Educación de la Universidad de Santo Tomás de Bogotá y especialista en Gerencia de Instituciones Educativas de la Universidad del Tolima. Ha trabajado en el sector educativo por 30 años y actualmente lidera la Institución Educativa Policarpa Salavarrieta de Yumbo.

En el siguiente audio del café temático RLE, la líder escolar conversa en torno al papel pedagógico de la evaluación en los procesos de aprendizaje, y al aprovechamiento de los resultados para potenciar el desarrollo y la implementación de prácticas transformadoras que garanticen la calidad educativa.

Las prácticas evaluativas, comenta, deben ser objetivas, significativas, y un elemento continuo en la enseñanza para lograr identificar debilidades y fortalezas que lleven a un análisis para generar planes de mejora.