¿Qué les preocupa a docentes y rectores colombianos?

¿Qué les preocupa a docentes y rectores colombianos?

Profesores

Publicado originalmente en EL TIEMPO

“En estos días, la educación ya no solo se trata de enseñarles algo a los estudiantes, sino de ayudarlos a desarrollar una brújula confiable y las herramientas para navegar con confianza a través de un mundo cada vez más volátil”.

Con esa premisa inicia una investigación realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), en la que se evidencia la percepción de rectores y profesores de 48 países del mundo sobre la educación básica secundaria.

La investigación encontró que los académicos colombianos se sienten optimistas al trabajar en el aula, aunque advierten sobre la necesidad de reducir el tamaño de las clases para mejorar el desempeño.

La encuesta, que es la primera vez que se ejecuta en Colombia, contó con la participación de aproximadamente 2.400 docentes y 141 rectores de colegios públicos y privados.

El hallazgo que más llamó la atención, según Pablo Fraser, analista de políticas para la educación del proyecto Talis para la Ocde, es la concentración de maestros que trabajan en escuelas vulnerables.

Alrededor del 76 por ciento de los docentes en Colombia reportan que laboran en escuelas con altas concentraciones de estudiantes vulnerables. Esta cifra contrasta con el promedio de la Ocde, que es del 20 por ciento”, expone Fraser.

Pero esta preocupación es compartida en países de América Latina como Brasil y Chile. “En esta investigación no medimos el tema de estudiantes por aula; sin embargo, los profesores y directores aseguran que el 30 por ciento de estudiantes  vienen de contexto socioeconómico desfavorable, informa el experto.

La Ocde expone que esta situación genera desafíos en los salones de clase, porque “muchas veces esta población requiere de necesidades educativas especiales y que generalmente no son diagnosticadas”, por lo que se hace indispensable grupos de apoyo y atención.

El documento señala que los docentes colombianos cuentan con un alto nivel de confianza para manejar las situaciones que se presentan en los salones de clase; no obstante, advierten sobre la necesidad de capacitarse para atender a estudiantes con discapacidad mental, física o emocional. De hecho, Colombia (55 por ciento) es el segundo país, después de Brasil (58), en solicitar es formación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *